Carta abierta a los partidos minoritarios. ¿Qué harán tras el 22m?

Ayer un familiar me preguntó qué iba a votar. Yo contesté que estaba pensándomelo entre depositar papeletas con voto nulo, o votar a Izquierda Unida. También le dije que si no fuera por Andrés Barreto, votaría a Alternativa Ciudadana. Su respuesta fue la siguiente: "¿Qué es Alternativa Ciudadana?".


Ayer un familiar me preguntó qué iba a votar. Yo contesté que estaba pensándomelo entre depositar papeletas con voto nulo, o votar a Izquierda Unida. También le dije que si no fuera por Andrés Barreto, votaría a Alternativa Ciudadana. Su respuesta fue la siguiente: “¿Qué es Alternativa Ciudadana?”.

Este familiar mío es profesor. Una persona educada, culta, con inquietudes de todo tipo. Tiene su casa repleta de libros, y los ha leído todos. Hace cursillos, va a conferencias que son de su interés y tiene una vida social razonablemente rica. No hablamos, pues, de alguien que vive en una burbuja, alejado de todo y de todos. Sin embargo no sabía, a estas alturas, que existe un partido político llamado Alternativa Ciudadana. O le sonaba de algo pero no tenía muy claro qué era exactamente. Hablamos de alguien que apenas lee la prensa local, sabiendo como sabe que la mentira y la manipulación están a la orden del día, ni le interesa el politiqueo lo más mínimo. Lo que le llega de los partidos procede de su entorno cotidiano. Votará, por inercia o como una asumida responsabilidad ciudadana, pero sus opciones no van más allá de las cuatro que todo el mundo conoce: PSOE, PP, CC Y PIL. El resto no existen. No están.

Lo mismo que ocurre con este familiar mío sucede con decenas de miles en Lanzarote. Literalmente. A quienes estamos metidos en el mundillo del análisis de la actualidad nos resulta inconcebible que a estas alturas haya alguien que no sepa qué es Alternativa Ciudadana. Pero esa es la realidad. Y es una realidad que tiene sus razones de ser en lo más profundo de lo que desencadenó la indignación que estalló el 15m: La absoluta ausencia de democracia, mires hacia donde mires.

El analfabetismo político generalizado no es casualidad. Primero nos convencieron de que la política sólo la hacían los políticos, y luego nos dijeron que votar cada cuatro años era todo lo que necesitábamos hacer, que con eso era suficiente. Así fue durante más de 30 años. A lo largo de todo este tiempo se nos ha mantenido bien lejos de la política; se nos ha hecho, incluso, odiar la política. Ahí está el truco. Ese es el método que ellos emplean para hacer lo que les da la gana, sin rendir cuentas a nadie. A nadie, porque no existen ciudadanos fiscalizando lo que hacen o dejan de hacer. A nadie, porque no existe periodismo con independencia suficiente como para permitirse el lujo de fiscalizar. A nadie, porque el poder judicial está tan politizado como los propios partidos.

La democracia nos la tenemos que ganar. Ahora no la tenemos, y nadie nos la va a dar. Nos la tenemos que ganar a pulso. Hemos de luchar por ella, abriéndonos paso a través de barricadas conceptuales. El primer obstáculo, y el más difícil de superar, somos nosotros mismos. Nuestros miedos, nuestra comodidad, nuestro conformismo, nuestras excusas para no tener que hacer nada. Superada esa barrera, nadie nos podrá parar.

Hemos abierto brecha, una pequeña grieta, apenas una rendija, pero tal vez suficiente. Ahí es donde tenemos que meter la cuña. Con fuerza y con ganas, todos a una, hasta que la grieta sea lo bastante grande como para colarnos y exigir que se nos deje participar en las cosas que nos afectan a todos. Cuando lo consigamos todo lo demás vendrá solo. La implicación, la solidaridad, la inquietud por informarnos, la voluntad de luchar por propuestas concretas… todo eso llegará cuando nos sintamos partícipes, cuando sintamos que, efectivamente, tenemos voz y voto en las instituciones.

En cuanto termine la “fiesta de la democracia”, empieza nuestra verdadera carrera hacia la democracia. Y ahí me gustaría ver a todas esas personas que, militando en partidos pequeños, dicen defender lo mismo que defendemos los del 15 de mayo. Si verdaderamente les importa el conjunto de la sociedad, y no sólo conseguir un puesto bien remunerado en una institución, se partirán la cara junto al resto, dejando a un lado las siglas que desunen.

A ustedes me dirijo en estas líneas, les invito a poner su inquietud e idealismo a nuestro lado, al lado de un montón de gente que sólo tiene en común su indignación y sus ganas de democracia real. No somos una asociación, ni una federación, ni otro partido… sólo somos gente cabreada. Unirse a nosotros no es unirse a un “ellos”, sino formar parte del nosotros que ya somos, aunque hasta ahora cada uno haya hecho la guerra por su cuenta.

Comenta desde Facebook

¿Cuál Es Tu Reacción?

Me Cabrea Me Cabrea
0
Me Cabrea
Precioso Precioso
0
Precioso
Desastre Desastre
0
Desastre
Frikada Frikada
0
Frikada
Me Parto Me Parto
0
Me Parto
Me Flipa Me Flipa
0
Me Flipa
¡Hala! ¡Hala!
0
¡Hala!
AUM AUM
0
AUM
EQE EQE
0
EQE

Comentarios 3

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. La desconfianza desune más que las siglas. Y no entiendo cómo algunos aun no se han enterado del daño que hace la desconfianza. En fin, allá si se quiere desaprovechar a tanta gente buena (nadie se siente cómodo como sospechoso), aparte de la oportunidad, cosa que no está ocurriendo en otros lugares. Espero que no sea así y que la marea crezca con todos y todas, los que se van uniendo y los que ya estaban, incluso antes de que nadie les “invitara”.

  2. Has dado en el clavo con todo lo que has dicho. Mi más sincera enhorabuena. Creo que este es uno de tus mejores artículos.

  3. Tomás, mi “invitación” no es la “invitación” del anfitrión, o algo parecido. No sé qué otra palabra puedo usar para sugerir, como uno más de entre los millones que somos, que esto lo podemos hacer juntos. ¿Qué puedo decir en vez de “les invito”, para no herir sensibilidades ni levantar suspicacias?¿Les suplico? no, porque eso sonaría como si estuviera pidiendo un favor para mí personalmente, y tampoco es el caso. ¿Les animo? no sé…

Carta abierta a los partidos minoritarios. ¿Qué harán tras el 22m?

Elige un Formato
Test de Personalidad
Test relacionado con Lanzarote
Preguntas sobre Lanzarote
¿Cuánto sabes sobre Lanzarote?
Encuesta
Encuestas y votaciones sobre temas de Lanzarote
Artículo
Artículo de opinión o denuncia
Ranking Abierto
Rankings sobre Lanzarote
Meme
Crea tu propio meme con una imagen que subas y el texto que quieras
Vídeo
YouTube, Vimeo o Vine
Audio
Soundcloud o Mixcloud
Imagen
Foto o Viñeta
Gif
formato GIF