Industrializar la arquitectura

Le han calificado como el arquitecto de los famosos, y el más mediático, aunque hoy le traigo a este post por su idea de industrializar la arquitectura.
por

Le han calificado como el arquitecto de los famosos, y el más mediático, aunque hoy le traigo a este post por su idea de industrializar la arquitectura. Joaquín Torres está promoviendo una nueva forma de construcción a través de la línea recta, el minimalismo y los módulos. Su principal reto ha sido popularizar el diseño para que estuviera al alcance de todos y de cierta forma prometer casas que se terminan en 3 meses, sin sobresaltos en el precio final y que suponen  un abaratamiento del 20 por ciento con respecto a las edificaciones que nacen de la arquitectura tradicional. Esto significa que a partir de 89.000 euros se puede tener un hogar de 82 m2, siempre y cuando se tenga un suelo sobre el que ubicarlo. La filosofía de la arquitectura modular, que puede ser además bioclimática, no consiste en construir casas en serie, porque es importante su adaptación al medio.  Su principal ventaja es la posibilidad de reemplazar o agregar cualquier componente sin que afecte al conjunto y por supuesto desde el diseño hasta su fabricación (con montaje en taller incluido) se trabaja con controles de calidad y especialistas que no dejan lugar a la improvisación.   Los contenedores de obra también se están reciclando como oficinas, viviendas o incluso centros educativos. Estamos ante una nueva era de vivienda prefabricada que tiene como indicativo de éxito que pareciera que siempre ha estado ahí para cumplir nuestras expectativas.