La isla ha sido clave en el ambientalismo canario

Ben Magec repasa este viernes en Lanzarote 20 años de lucha ecologista en Canarias

La Federación canaria Ben Magec - Ecologistas en Acción celebra su 20 aniversario en la isla con una charla-debate en el Aula Medioambiental del Charco de San Ginés, en Arrecife
por

La Federación canaria Ben Magec – Ecologistas en Acción celebrará en Lanzarote su 20 aniversario este viernes día 29 a las 20:00 horas en el Aula Medioambiental del Charco de San Ginés, en Arrecife. Una charla-debate en la que participarán miembros del movimiento ambientalista de diferentes islas que analizarán, con la participación del público asistente, el pasado, presente y futuro del ecologismo en Canarias desde diferentes perspectivas profesionales y disciplinares.

El desarrollo del movimiento ecologista canario, cuyos orígenes más remotos nos remiten a mediados de los años 60, la complejidad de la actividad en un territorio insular como Canarias, así como la estrategia del ambientalismo de cara al futuro, en el nuevo contexto de profunda crisis, no solo económica, sino también social, ecológica y política, son algunas de las cuestiones sobre las que se tratará en este encuentro.

Participarán en la charla el historiador y arqueólogo José de León Hernández, miembro de Ben Magec y Acción en Red, experto en el patrimonio histórico y cultural canario, especialmente de las islas de Gran Canaria, donde trabaja como técnico en la Unidad de Patrimonio, como de Lanzarote, isla sobre la que versa su tesis doctoral –“Lanzarote bajo el vocán-, así como diferentes investigaciones arqueológicas. También estarán el lanzaroteño Miguel Ángel Robayna Fernández, profesor de filosofía y coautor del libro “Salvar Veneguera”, un repaso a lo que significó la lucha para la conservación de esa zona del litoral grancanario; el ingeniero agrícola Luís Sánchez López, de Ben Magec Las Palmas; la socióloga Noelia Sánchez Suárez, de Ben Magec La Laguna y Gilberto Martel, de la asociación ecologista El Turcón de Telde, Gran Canaria.

Lanzarote marcó un hito en la historia del ecologismo canario

Ben Magec recuerda que la isla de Lanzarote, caracterizada por la fuerte conciencia ambiental que tradicionalmente ha distinguido a su ciudadanía, jugó un papel clave en la conformación del movimiento ecologista en el ámbito del Archipiélago Canario, ya que fue en Haría, en 1989, donde se conformó la primera coordinadora que trataba de buscar la información mutua, puntos de encuentro y estrategias comunes entre las diversas agrupaciones ecologistas que comenzaron a nacer y crecer por todas las islas desde finales de los años 70, y sobretodo, en los 80, como “El Guincho” en Lanzarote, la coordinadora “Salvar Veneguera” en Gran Canaria o “TEA” en Tenerife.

De la coordinadora que comenzó a trabajar en Haría saldría la Asamblea del Movimiento Ecologista de Canarias (AMEC), que permitió relacionar a colectivos y personas de todas las islas que anteriormente prácticamente no se conocían, además de invitar a la reflexión sobre temas comunes a todas las islas y permitir el desarrollar un discurso común a problemas que afectaban a todo el archipiélago.

Sería en 1991, en Mazo, La Palma, cuando se funda Ben Magec -“hijos del sol en lengua aborigen-, federación que ha participado en las principales acciones en defensa del territorio y el patrimonio natural de Canarias, como la iniciativa para salvar Veneguera, el movimiento contra el puerto tinerfeño de Granadilla, acciones contra la obra de Chillida en Tindaya o la manifestación “Ni una cama más – Canarias tiene un límite” que llegó a congregar a unas 10.000 personas el 27 de septiembre de 2002 en Lanzarote.

En la actualidad Ben Magec aglutina a buena parte de las asociaciones ecologistas del Archipiélago y está integrada en la Confederación Estatal Ecologistas en Acción, de la que participan más de 300 grupos. Dentro del fin general de la defensa del Medio Ambiente, la Paz, la Justicia Social y la Solidaridad, los objetivos concretos de la Federación son la defensa del Patrimonio Natural y Cultural de las Islas Canarias, de la ordenación y el uso sostenible de los recursos naturales de nuestro territorio, de la desmilitarización de la sociedad y de la mejora de la calidad de vida de la población.