El candidato al senado por Lanzarote no residirá en Lanzarote

El despropósito de las primarias de Podemos en el ejemplo lanzaroteño

El candidato al senado por Lanzarote será probablemente alguien que reside en Gran Canaria o Tenerife y los candidatos al Congreso por Canarias serán, en su mayor parte, personas residentes en la península.
por

En las próximas elecciones generales los lanzaroteños tendremos que coger dos papeletas. Una para elegir a nuestro senador, y otra para elegir a nuestros diputados. En el caso del senador, solo elegimos a uno, nuestro senador, el senador de Lanzarote (la circunscripción es insular), pero el candidato de Podemos que veremos en la papeleta casi con total seguridad no será una persona de Lanzarote. En cuanto a los diputados, los lanzaroteños podremos elegir a 8 diputados, los que corresponden a la circunscripción de la provincia de Las Palmas. Pero, otra vez, los candidatos de Podemos por la circunscripción de Las Palmas no serán, en su mayor parte, personas que residen en nuestra provincia… es más, ni siquiera serán personas residentes en Canarias.

Veámoslo de otra forma. El candidato que aparecerá en los carteles electorales de Podemos al Senado por Lanzarote será una persona que, con casi toda la seguridad, no residirá en nuestra isla. Imaginemos las entrevistas en la radio, en la televisión… ¿qué clase de campaña hará el candidato al senado de Podemos por Lanzarote si vive en La Palma o cualquier otra isla? ¿Vendrá unos días? ¿Podrá pagarse el viaje y la estancia? ¿Y si trabaja? En Lanzarote solo tenemos un senador, por eso siempre se ha visto como una figura muy vinculada al territorio… sin embargo, el peculiar sistema de primarias de Podemos se pasa por el forro las circunscripciones electorales, cometiendo así un error estratégico tan flagrante como es negar a los votantes la posibilidad de elegir a una persona más o menos cercana. Ni siquiera el más autoritario de los sistemas cometería semejante barbaridad. Nadie se imagina a Jose Manuel Soria (que es quien pone y quita candidatos en Canarias) eligiendo a una persona que vive en Valencia como candidato al Senado por Lanzarote. Sería tirar piedras contra tu propio tejado.

Y vayamos más allá… ¿qué pasaría si a pesar de todo el candidato de Podemos ganara en Lanzarote? Tendríamos un senador que no viviría aquí. Un senador de Lanzarote grancanario o tinerfeño, que desconocería la realidad de nuestra isla y que no se sentiría especialmente obligado a defender los intereses de los lanzaroteños que le eligieron, por una simple cuestión de lejanía.

Es todo tan absurdo, que el sistema de primarias parece elaborado por los propios enemigos de Podemos. Y a pesar de las numerosas voces que se han alzado contra esto dentro de la organización (más de mil cargos electos han pedido que se modifique este sistema), hasta ahora no ha habido la menor reacción por parte de la cúpula dirigente del partido.