Cabildo Insular

La toma de posesión de San Ginés y sus Consejeros, eclipsada por DRY

Personal de seguridad del Cabildo denegó la entrada a los representantes de la plataforma ciudadana, que no obstante permanecieron en la puerta respetando el acto, pero mostrando sus carteles. Solo a la salida hicieron pasillo a los políticos y les corearon consignas.
por

El guión estaba preparado, los actores dispuestos. La toma de posesión de Pedro San Ginés (CC) cumplió los trámites protocolarios establecidos. Discursos neutros prediseñados, palabras grandilocuentes y ese estilo gris que durante tantos años ha alejado a los ciudadanos de la política. Sentados en los asientos reservados, familiares y compañeros de partido de unos y otros, prestos a aplaudir cuando cada uno de sus afines juraba sus cargos. De pie, también dentro de la sala, la prensa con sus acreditaciones virtuales, no mostradas en ningún momento al personal de seguridad (con decir “soy de la prensa” les era suficiente para colarse).

Aforo completo

Fuera, rechazados, no invitados a ser parte de aquella fiesta que diríase privada, estaban los “indignados”, aunque a ellos les guste más autodenominarse “ciudadanos comprometidos” o “ciudadanos responsables”. Se les denegó la entrada aludiendo a un artículo del protocolo cabildicio, que viene a decir que la presidencia se reserva el derecho a admitir la entrada a los ciudadanos que la requieran siempre y cuando “el aforo esté completo”, sin especificarse qué cantidad de personas han de encontrarse dentro para estimarse que halla “aforo completo”.

Fue el único encontronazo serio que los de DRY tuvieron con las fuerzas de seguridad del Cabildo. Tras algún cruce de palabras medio subido de tono, los ciudadanos decidieron permanecer tras la vitrina que les separaba de sus supuestos representantes, mostrando su descontento con los carteles que habían traído, y que pegaron a las puertas de cristal para que estos los vieran.

“Aquí se deja entrar a los chorizos, pero no a los honrados”

De tanto en tanto entraba algún familiar de los que estaba dentro, o alguien que decía ser de prensa. Soliviantó los ánimos especialmente la entrada al Pleno de Pedro Martín, ex concejal condenado a un año y nueve meses de cárcel por estafar 5.518 euros al PSOE. Rápidamente los indignados improvisaron una nueva pancarta “aquí se deja entrar a los chorizos, pero no a los honrados”.

Ignorados por la prensa

Tras un rato de Sesión todo el mundo dentro se había percatado de la presencia de los molestos ciudadanos. Miradas inquietas a los carteles, e incluso alguna mención expresa del presidente a los “antisistema”, como los llamó. No obstante, los medios decidieron casi unánimemente ignorarlos, ni siquiera para inquirirles por qué se les había denegado la entrada al Pleno. Salvo una redactora de Canarias 7 que hizo algunas preguntas, el resto de la nutrida cohorte de medios (televisiones, radios, páginas web, periódicos) decidió que allí no había más noticia que lo que de antemano se les había ordenado cubrir.

Pasillo a los asistentes

Democracia Real Ya esperó pacientemente su momento. En algún momento saldrían. Y salieron. La treintena de personas, que hasta ese momento había permanecido en calma (mostrando sus carteles pero sin armar bullicio), hizo pasillo con sus carteles y coreó la salida de cada uno de los políticos con cánticos tipo “menos corrupción, más educación”, “le llaman democracia y no lo es”, “no nos representan”. Pero la prensa también se llevó lo suyo “prensa comprada, no sirve para nada”, así como los militares que salieron del Pleno (el protocolo exige su presencia en las investiduras) “menos gastos militares”.

“No sé qué es el pacto del Euro”

El investido presidente salió de los últimos, y probablemente se llevó el abucheo mayor de todos. Unos cuantos fueron tras él y consiguieron que se detuviera a hablar con ellos “siempre que no me griten ni insulten”, dijo. La conversación no fue muy larga, ni tampoco lo tensa que hubiera cabido esperar. Pedro San Ginés aguantó el tipo, aunque demostró no saber nada sobre el pacto del Euro, el motivo principal por el que la plataforma DRY se manifiesta el próximo 19 de Junio. La sincera respuesta del presidente de los lanzaroteños ante la pregunta directa “¿Qué opina del pacto del Euro?” fue “no sé qué es el pacto del Euro”.