¿A qué imputado vas a votar?

Es precisamente en plena campaña electoral cuando más credibilidad, si la hubiera o hubiese, pierden los políticos, junto con los periodistas convertidos en publicistas de aquéllos, pues el celo electoral les hace perder a unos y a otros el sentido de la medida...
por

Es precisamente en plena campaña electoral cuando más credibilidad, si la hubiera o hubiese, pierden los políticos, junto con los periodistas convertidos en publicistas de aquéllos, pues el celo electoral les hace perder a unos y a otros el sentido de la medida, el sentido común y el sentido del ridículo, convencidos los vendedores de humo y sus “perioloristas” de que el pueblo –el electorado potencial- es idiota… lo cual no se descarta del todo, teniendo en cuenta que parte de esa población los sigue votando, en la confianza bastante ingenua de que los creadores de los grandes problemas (agujeros económicos en Inalsa, Centros Turísticos y por ahí seguido) van a ser los que solucionen los mismos. Las gallinas votando qué zorros cuidan el gallinero.

Por suerte, la gran apestada de políticos y periodistas poco críticos con los primeros, la abstención activa y consciente, va ganando terreno incluso en los principales medios de comunicación de masas, aparte de en las urnas. Aunque tímidamente aún, porque todavía es políticamente incorrecto hacer el canto abstencionista en un país que recuperó la democracia hace apenas un rato, voces principales de emisoras de radio, columnistas y humoristas gráficos van perdiendo progresivamente el miedo a hablar, a escribir o a dibujar sobre la abstención desde un punto de vista positivo. Se les va perdiendo el miedo a los fundamentalistas del voto y al tremendo poder que ejercen los partidos políticos sobre los propietarios de los medios informativos.

El locutor Félix Madero, que escribía recientemente una columna explicando por qué por primera vez no iría a votar, articulistas de renombre de la prensa nacional, filósofos como Gabriel Albiac, que acaba de escribir “¿Qué votamos? Si nuestro voto fuera racional, nos quedaríamos en casa”, o consolidados dibujantes como Mingote, El Roto, Máximo, Morgan, Montecruz y otros han entonado en estos últimos días el canto abstencionista. Como ejemplo de esto último, les dejo a modo de botón de muestra varios ejemplos de esos machanguitos que hablan por sí solos. Pasen y vean:

[nggallery id=3]