Cutre, con ofertas dudosas y salpicado de polémica, pero relativamente barato

Hiperdino de Valterra

Comenzamos nuestra sección "comercios" analizando uno de los mayores supermercados de Arrecife. Hablamos de la polémica que hubo en torno a su implantación y de su calidad como establecimiento desde el punto de vista del consumidor.
por

El Hiperdino de Valterra es, junto con el EuroSpar que se encuentra en la barriada de Tenorio (en la salida que lleva a Tahiche), el supermercado más grande de Arrecife. Y también uno de los más cutres.

LA POLÉMICA

Su nacimiento está salpicado de no poca polémica, pues sus promotores, junto a Hormiconsa y los Marciales, pretendieron en su día montar un gran Centro Comercial de tres plantas, encontrándose como se encuentra en suelo puramente industrial, no comercial (antigua fábrica de Garavilla). La historia está explicada en este artículo de Diario de Lanzarote

Por resumir brevemente el episodio diremos que siendo Manuela Armas alcaldesa de Arrecife, denegó la licencia de obras a dicho Centro Comercial, con buen criterio como demostró el TSJC años después. El Plan General de Arrecife no permitía levantar ese tipo de superficies comerciales en suelo industrial.

ISÁBEL DÉNIZ INTENTA ELIMINAR OBSTÁCULOS

Aun así, Isabel Déniz, en el 2003, aprovechando una Adaptación Básica del Plan General, eliminó precisamente las dos cláusulas que imponían tales restricciones comerciales en suelo industrial, para favorecer única y explícitamente al Centro Comercial de Valterra. Triquiñuela que no sirvió más que para permitir la existencia de lo que hoy hay, no para erigir aquel gran Centro Comercial de tres plantas que iba a ocupar seis mil metros cuadrados. Por cierto, dicha Adaptación Básica también fue declarada nula por el TSJC hace bien poco (como no podía ser de otro modo), lo cual deja a nuestro supermercado de Hiperdino en una situación un tanto difícil. De hecho, el mismo TSJC calificó de “inquietante” la situación urbanística de Arrecife… y es que hemos tenido cada lumbrera gobernándonos que para qué.

Como sea, el resultado de todo esto es que los vecinos de Valterra se quedaron sin ese gran Centro Comercial, que seguramente les habría venido bastante bien, por mucho que pretendiera hacerse en suelo no apto para ello y como suelen hacerse las cosas en Lanzarote, a la “zorrúa” y gobernando para favorecer a tres listos. No obstante, también hay que decir que si los gestores de aquel supuesto Gran Centro Comercial iban a ser los mismos que gestionan este supermercado cutre y barriobajero, casi mejor dar gracias a que la cosa no fuera a mayores.

REPORTAJE FOTOGRÁFICO

Las fotos que pueden ver a continuación fueron sacadas ayer martes 23 de Febrero.

Por decirlo ya, sólo hay dos cosas que destacan positivamente en este supermercado: Su zona de aparcamientos y sus precios. No es que tales precios sean buenos comparándolos con los de otras islas o la península, pero sí en relación con otros supermercados de la isla, incluyendo a los de su misma marca.

A esto nos referíamos cuando hablábamos de supermercado cutre y barriobajero. Ese suelo asqueroso que podemos ver en la zona de los cartones de huevos salpica buena parte del supermercado.

La nevera de los yogures lucía así ayer noche. Medio vacía y dejando constancia de que la pulcritud no es precisamente uno de los fuertes de este establecimiento.

Sí, eso son papeles tirados en el suelo.

OFERTAS CON TRUCO

Cuando vayan a Hiperdino pongan ojo a las ofertas “3×2” o esa otra de “pague la mitad por la segunda unidad”. En nuestro caso compramos dos unidades del queso que pueden ver en la foto. Uno lo compramos tipo “plato” y el otro tipo “barra”. Como puede verse, la oferta muestra claramente los tres tipos de queso que entran dentro de la misma. Pues no, resulta que para que la oferta sea efectiva tienes que llevarte dos productos exactamente iguales, así que a nosotros no nos descontaron la mitad de la segunda unidad (así nos lo explicó la encargada). Sin embargo éste criterio no se aplica a todos los productos (por ejemplo, al vino sí le aplican la oferta, aunque te lleves dos botellas de tinto y una de rosado), con lo cual, y ante la duda, nuestra recomendación es que si pretenden hacerse con ofertas de este tipo compren productos de igual marca y clase.

En definitivas cuentas, que aunque se trata de un supermercado muy útil para la gente de Valterra, relativamente barato y con buena zona de aparcamientos, los defectos que muestra son de una envergadura tal que sólo pueden tener sentido en una situación de oligopolio práctico como la que nos encontramos. Esperemos que con la llegada del Lidl este tipo de establecimientos empiecen a ponerse las pilas y cuiden un poco más cosas como la imagen, la limpieza y la sinceridad de sus ofertas.




Relativamente barato
Buena zona de aparcamientos



Sucio, poco cuidado
Ofertas con truco
Naturaleza dudosa en zona industrial

¿Qué te parece a ti? Valora el Hiperdino de Valterra.

[starratingmulti id=13 tpl=56]