Jesús Machín (CC)

Lanzarotelandia.com Para describir a Jesús Machín señalaremos en primer lugar unos cuantos datos objetivos referentes a su persona.
por

Para describir a Jesús Machín señalaremos en primer lugar unos cuantos datos objetivos referentes a su persona.

– Su primer partido fue la Agrupacion Independientes de Lanzarote, fundado por Honorio García (inhabilitado en 1994 por cohecho y coacción).

– De ahí pasó al PIL, fundado por Dimas Martín (inhabilitado y encarcelado por distintos delitos), su “ídolo político” durante aquellos años, como ha reconocido en diversas entrevistas.

– En 1987 funda Instaladoras Leyce, empresa de la que todavía hoy es administrador único y que con el paso de los años acabó convirtiéndose en una de las primeras de Lanzarote en su sector, facturando cerca de 4 millones de euros cada año (ver informe).

– Del PIL pasa al PNL, para integrarse definitivamente en las filas de CC, donde consigue sus mayores logros políticos.

– En el año 2001 se convierte en alcalde de Tinajo tras presentar una moción de censura al que había ostentado ese cargo desde las elecciones del 99, Marcos Hernández. Jesús Machín renuncia a cobrar salario alguno por el ejercicio de sus obligaciones (ya por aquel entonces Instaladoras Leyce era una empresa pujante).

– Su solvencia económica le permite no sólo gestos como el anteriormente mencionado (aún hoy es el alcalde que menos cobra de Lanzarote), sino también dedicarse a la práctica de un deporte no precisamente barato: El automovilismo. Como corredor de rallys consigue algunos logros regionales que contribuyen a engrandecer su figura entre ciertos sectores populares.

– Resultó imputado en la reciente Operación Unión, sin que todavía hoy se haya esclarecido su grado de culpa o inocencia en la presunta trama delictiva investigada por el juez Pamparacuatro.

– Hoy por hoy, y a pesar de resultar el gran perjudicado cuando Dimas Martín le hizo una de las suyas retirando su apoyo a la última alianza PIL-CC en las elecciones del 2008, Jesús Machín se erige en principal valedor de un nuevo “gran pacto nacionalista”, en contraposición al que demanda otro sector de CC, que se decanta por un pacto estratégico con los socialistas.

Hasta aquí los datos. Estamos, pues, ante un nacionalista convencido que empezando de electricista haciendo chapuzas y trabajos aquí y allá consiguió hacerse un hueco tanto en el mundo de la política como en el de los negocios. Hasta qué punto lo uno tiene que ver con lo otro, y hasta qué punto sus convicciones ideológicas se funden con sus intereses empresariales es algo que sólo él sabe y que cada cual, a la hora de valorarle como político, interpretará a su manera. Unos verán en Jesús Machín un exitoso hombre de negocios labrado a sí mismo, y otros uno más de esos personajes que usan la demagogia y el populismo nacionalista para acumular votos con los cuales triunfar en lo personal. Seguramente la respuesta más correcta no sea ninguna de las dos… al menos solamente.