Superemos el trauma

¿Qué podemos hacer para que la gente deje de estar tan lejos de lo público? ¿Cómo podemos devolver algo de confianza, algo de esperanza?


En Lanzarote, y en todas partes diría yo, nunca hemos sabido distinguir entre política y partidos políticos. Por eso hay tanta gente que se manifiesta orgullosa de no saber “nada de política”. El grueso de la población, la mayor parte de nuestra gente, la gente de verdad, no quiere tener nada que ver con “eso”. Si se fijan, se habla del “eso” en cuestión como de una enfermedad contagiosa. “Eso”, cuanto más lejos mejor.

Y aquí, en nuestra isla, estamos especialmente traumatizados. Obsérvese que empleo el término “traumatizados” con toda la intención. Después de décadas siendo engañados, robados y maltratados de todas las formas posibles, no hay forma mejor de describir lo que nos pasa. Trauma: Choque o impresión emocional muy intensos causados por algún hecho o acontecimiento negativo que produce en el subconsciente de una persona una huella duradera que no puede o tarda en superar.

Lo sufrí en mis propias carnes durante la última campaña para las elecciones locales. En no pocos barrios recibí insultos mientras colocaba carteles o iba con la megafonía del coche. No era por ser de un partido u otro… a esa gente le daba igual de qué partido fuera. Desde la distancia a la que me gritaban era imposible que divisaran los carteles que tenía en la mano. Me insultaban por ser “uno de ellos”. Uno de los ladrones, uno de los golfos, uno de los saqueadores, uno de sus maltratadores.

Los datos de participación en las elecciones no ofrecen lugar a dudas. Que la mitad de la población con derecho a voto no ejerza tal derecho evidencia la existencia y naturaleza de este trauma colectivo.

Con estas ideas en la cabeza observo lo que está pasando estos días en el Cabildo y en el Ayuntamiento de Arrecife y me pregunto si no estamos ahondando todavía más en la herida. Y, sobre todo, me pregunto si de aquí saldrá algo positivo o por el contrario seguiremos poniendo bloques al muro que separa a los políticos de la mayoría de la gente.

Yo sé que hay políticos a los que todo esto les da igual. De hecho, cuanto menos votantes haya mejor para ellos, más eficaz será el voto clientelar. Pero a los que sí les preocupa, a quienes entraron en política porque de verdad querían mejorar las cosas… a ustedes me dirijo, si me leen. ¿Qué podemos hacer para que la gente deje de estar tan lejos de lo público? ¿Cómo podemos devolver algo de confianza, algo de esperanza? Piensen en ello mientras mantienen sus reuniones y elaboran sus estrategias. Por favor, piensen en ello. Ninguna sociedad puede permitirse el lujo de que la mayoría de sus individuos desconfíen de sus representantes y de sus instituciones. Porque una socidad así está abocada al “sálvese quien pueda”, al egoísmo más vil y al deterioro de su tierra, de su patrimonio y de su naturaleza.

Recuperemos a la gente para la causa común. Convenzámosles de que estamos juntos y juntas en esto. Digamos fuerte y claro que Lanzarote nos importa mucho más que nuestra militancia de partido. Superemos el trauma.

Comenta desde Facebook

¿Te gustó? ¡Compártelo con tus amigos!

0
5 compartido

¿Cuál Es Tu Reacción?

Me Cabrea Me Cabrea
0
Me Cabrea
Precioso Precioso
0
Precioso
Desastre Desastre
0
Desastre
Frikada Frikada
0
Frikada
Me Parto Me Parto
0
Me Parto
Me Flipa Me Flipa
0
Me Flipa
¡Hala! ¡Hala!
0
¡Hala!
AUM AUM
0
AUM
EQE EQE
0
EQE

Comentarios 0

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Superemos el trauma

Elige un Formato
Test de Personalidad
Test relacionado con Lanzarote
Preguntas sobre Lanzarote
¿Cuánto sabes sobre Lanzarote?
Encuesta
Encuestas y votaciones sobre temas de Lanzarote
Artículo
Artículo de opinión o denuncia
Ranking Abierto
Rankings sobre Lanzarote
Meme
Crea tu propio meme con una imagen que subas y el texto que quieras
Vídeo
YouTube, Vimeo o Vine
Audio
Soundcloud o Mixcloud
Imagen
Foto o Viñeta
Gif
formato GIF