Basado en (des)hechos reales

1 minuto de lectura

Contaba 4.576 amigos en Facebook, obtenidos en apenas los 5 meses que transcurrieron desde que había abierto su cuenta en la afamada red social.

Madrugadas atrás escribió en su muro: “Va a ser verdad que las malas noticias nunca vienen solas”.

Pasaron otras cinco lunas y sólo una de esas 4.576 personas le escribió un correo interno preguntándole qué había pasado.

A cualquier cosa llamamos hoy amistad. Te la regalo.

[Para ella, que derrochó amistad verdadera a manos llenas y apenas la encontró de vuelta, convencida de que darse a los demás no significa esperar o recibir nada de ellos. Allá donde se halle ahora].

Espacio para la información libre y comprometida en torno a Lanzarote y lo que nos rodea y afecta. Sin la certeza de poseer la verdad, siempre abiertos a otros puntos de vista. Envíanos tus escritos a lanzarotelandia@gmail.com

19 Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Historia anterior

Mirar con ojos alegres

Historia siguiente

¿Por qué el mar no se sale?

Lo último de Blog