Indigno Roger

2 minutos de lectura

rogerdeignFernando Marcet Manrique

Me tragué entera la intervención del concejal popular de Teguise publicada en Diario de Lanzarote, sólo para ver si encontraba en ella una sóla palabra de conmiseración o comprensión hacia unas personas tan desesperadas como para realizar un viaje en patera que en el peor de los casos acabaría con sus vidas y en el mejor les dejaría al límite de sus fuerzas en una costa hostil y prestos a ser devueltos a África en muy breve espacio de tiempo. No hubo suerte.

Todo lo que encontré en las palabras de Roger Deign fue desprecio y asco hacia unos seres humanos que ni siquiera calificó como tales (a lo más que llegó fue a denominarles «seres indocumentados»).

Y entiéndaseme bien. Ni siquiera digo que lo del CIE tenga que ser, necesariamente, una buena idea. Tal vez yo tampoco vería con buenos ojos que me construyeran un centro de este tipo a pocos metros de mi casa. Se trata de mostrar un poco de respecto, un poco de humanidad… sólo eso. Hablar de campos de golf, de estéticas y de turismo, como Roger Deign hizo el otro día, sin expresar mientras tanto la menor señal de empatía, denota un desprecio absoluto hacia unas personas que claramente para él carecen de tal etiqueta. Son delincuentes, basura, escoria que ensucia nuestros paisajes…, pero no personas.

Ya quedó bien retratado el año pasado, y la web «El Agitador» dió buena cuenta de su bajeza moral. Al parecer se retractó poco después de soltar cosas muy parecidas a las que dijo el viernes, pero ha quedado demostrado que ni él mismo se creía la disculpa. Me faltan palabras para expresar el asqueo que me provoca este personaje, y todavía me asquea más que todo un partido político, pretendidamente serio como el Partido Popular, pueda acoger a semejante elemento en su seno sin siquiera recriminarle publicamente sus modos intolerantes y xenófobos.

¿Qué te parece el artículo?

[starratingmulti id=6 tpl=43]

Espacio para la información libre y comprometida en torno a Lanzarote y lo que nos rodea y afecta. Sin la certeza de poseer la verdad, siempre abiertos a otros puntos de vista. Envíanos tus escritos a lanzarotelandia@gmail.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Historia anterior

Una ayudita

Historia siguiente

El timo solidario

Lo último de Blog