Lanzarote toma la calle

4 minutos de lectura

Fernando M.M.

Como en el resto del Estado español, además de Portugal, hoy Lanzarote tiene una cita en la calle. Probablemente sea la primera vez que la ciudadanía vaya a manifestarse, multitudinariamente y a lo largo y ancho del territorio, para poner en duda la validez del sistema en sus dos pilares fundamentales: el político y el económico.

Los manifestantes muestran su repulsa respecto al sistema de partidos

Sin embargo, no se trata de una convocatoria antidemocrática. Más bien al contrario, uno de sus lemas principales «democracia real ya», lo que hace es poner en duda que nuestra presunta democracia (representativa) merezca tal denominación.

El hartazgo respecto a los partidos políticos se ha ido alimentando a base de corruptelas que han salpicado todas las comunidades y a todas las formaciones. La situación de crisis y de desmembramiento del estado del bienestar, con un constante recorte de derechos, ha acabado por buscar culpables en las organizaciones políticas, últimas responsables. Así, en el manifiesto de la web democraciarealya.com, se puede leer:

La democracia parte del pueblo (demos=pueblo; cracia=gobierno) así que el gobierno debe ser del pueblo. Sin embargo, en este país la mayor parte de la clase política ni siquiera nos escucha. Sus funciones deberían ser la de llevar nuestra voz a las instituciones, facilitando la participación política ciudadana mediante cauces directos y procurando el mayor beneficio para el grueso de la sociedad, no la de enriquecerse y medrar a nuestra costa, atendiendo tan sólo a los dictados de los grandes poderes económicos y aferrándose al poder a través de una dictadura partitocrática encabezada por las inamovibles siglas del PPSOE.

Los manifestantes muestran su rechazo respecto al sistema capitalista

El actual modelo económico también es señalado como uno de los problemas fundamentales de nuestra sociedad, como explícitamente declaran en el mencionado manifiesto:

El ansia y acumulación de poder en unos pocos genera desigualdad, crispación e injusticia, lo cual conduce a la violencia, que rechazamos. El obsoleto y antinatural modelo económico vigente bloquea la maquinaria social en una espiral que se consume a sí misma enriqueciendo a unos pocos y sumiendo en la pobreza y la escasez al resto. Hasta el colapso.

La voluntad y fin del sistema es la acumulación de dinero, primándola por encima de la eficacia y el bienestar de la sociedad. Despilfarrando recursos, destruyendo el planeta, generando desempleo y consumidores infelices.

Estamos, por tanto, ante una movilización de carácter delicado, que ha cogido a contrapié a las tradicionales fuerzas sociales, especialmente a partidos políticos, grandes sindicatos y medios de comunicación de masas, entes todos ellos perfectamente acoplados al sistema político y económico que viene rigiendo nuestras vidas, con escasas modificaciones, desde los años 70.

Por tanto, dependiendo del grado de seguimiento que este movimiento alcance, las mencionadas fuerzas se verán obligadas a replantearse su propia naturaleza, pudiendo incluso llegar a ser necesaria, por su parte, profundas reformas que devuelvan a los ciudadanos la fe en un sistema en el que, ahora mismo, parecen no tener demasiada confianza.

La cita en Lanzarote es a las 18:00 horas delante del Cabildo nuevo.

Espacio para la información libre y comprometida en torno a Lanzarote y lo que nos rodea y afecta. Sin la certeza de poseer la verdad, siempre abiertos a otros puntos de vista. Envíanos tus escritos a lanzarotelandia@gmail.com

223 Comentarios

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Historia anterior

Transformismo corrupto y ‘destete’ ponen notas de color a la campaña

Historia siguiente

Lanzarote estuvo ahí

Lo último de Blog