Trabajar en un supermercado de Lanzarote

5 minutos de lectura

María (nombre ficticio), dejó su trabajo de cajera hace un par de semanas. A pesar de la mucha falta que le hace el dinero dijo «hasta aquí llegamos» cuando le quisieron descontar de su sueldo una caja que no cuadraba.

Que las cajas no cuadren en los supermercados es algo sumamente habitual. Ocurre todos los días. Y siempre en los dos sentidos posibles: sobra dinero o falta dinero. Cuando sobra dinero, es decir, cuando hay más dinero en la caja de lo que debería haber, dicho dinero se lo queda la empresa sin ningún problema. Pero cuando falta, sin importar las veces que esa misma cajera haya declarado dinero de más, a esta se le obliga a pagar de su bolsillo la diferencia.

Es sólo una de las muchas situaciones injustas que deben soportar diariamente, conocedoras de que el mercado laboral no anda precisamente sobrado de ofertas.

[quote]

Otra de las normas en los supermercados lanzaroteños (hablamos de los lanzaroteños porque son los que conocemos) es hacer lo mismo que Lidl: obligar a trabajar 48 o 50 horas, cuando los contratos estipulan un máximo de 40, tal y como marca la legislación vigente. El resto de horas son pagadas (justificadas más bien) en raquíticos sobres llenos de monedas, a razón de unos pocos céntimos la hora. Y, por supuesto, no se da opción al trabajador de elegir si quiere trabajar esas horas extraordinarias o no. Simplemente, tiene que hacerlas.

Los turnos son definidos sin ningún miramiento por el trabajador, y muchas veces sucede que acaban una noche a las 22:30 y empiezan al día siguiente a las 7:00, por lo que descontando tiempo de transporte y demás apenas les deja intervalo para descansar entre una jornada y la otra.

Los días festivos no son respetados ni convenidos. Sea navidad, reyes, carnaval o cualquier otra fecha importante, fechas de esas para estar en compañía de los tuyos, a los cafres de turno no les duele en prendas obligar a sus trabajadores a estar al pie del cañón como cualquier otro día. «Si no te gusta, ya sabes, que ahí fuera hay miles como tú dispuestos a hacer el trabajo», he aquí una de las frases favoritas de estos inhumanos salvajes.

Lo hacen porque pueden hacerlo, porque nadie se interpone entre ellos y sus barbaridades. No es por dinero, el dinero no lo necesitan. Es porque disfrutan con ello, porque les hace sentirse poderosos, porque causar daño impunemente es uno de los más viejos y secretos vicios humanos. Lo hacen porque toda persona lleva dentro ese insana tendencia que empuja a hacer daño a quienes están indefensos frente a su poder. Está sobradamente estudiado, se han hecho decenas de experimentos en todo el mundo, y el resultado es siempre el mismo: la mayoría de las personas que pueden causar daño a otros sabiendo que nadie va a poder impedírselo, lo causan.

Eso es lo que subyace en el mundo de los supermercados. Especialmente en la isla de Lanzarote. Los supermercados se han convertido en habitáculos de tortura legales. Cámaras construidas para satisfacer las malsanas tendencias de psicópatas socialmente tolerados.

Y la cosa irá a peor mientras los consumidores se limiten a comprar sus alimentos, cual silenciosos cómplices. El hecho de que un sindicato como CCOO haya salido a la palestra para denunciar al Lidl es una buena noticia, pero no pasa de ser una anécdota. Los responsables pagarán la multa y seguirán haciendo lo mismo. Hace falta que los trabajadores tomen conciencia de su situación y se rebelen ruidosamente, como han hecho otros tantos colectivos en el pasado. Una acción conjunta de ese tipo serviría para que los consumidores se pusieran de su parte. Mientras eso no ocurra, nada cambiará.

Espacio para la información libre y comprometida en torno a Lanzarote y lo que nos rodea y afecta. Sin la certeza de poseer la verdad, siempre abiertos a otros puntos de vista. Envíanos tus escritos a lanzarotelandia@gmail.com

121 Comentarios

  1. buenas tardes soy lina maria orrego tengo 23 años y soy una mujer responsable con lo que hago quisier tener la oportunudad de trabajr en un supermercado en medellin como organisadora de mercancia muchas gracias por su atencion prestada

  2. I wanted to create you that tiny observation to be able to thank you as before on the exceptional strategies you’ve featured above. This is so surprisingly open-handed of people like you to provide unhampered all that most people would have marketed as an e-book to earn some profit on their own, even more so given that you could possibly have done it if you decided. Those advice additionally worked as the great way to fully grasp other people online have the identical passion much like my own to know a good deal more in regard to this condition. I think there are numerous more fun occasions in the future for many who take a look at your blog.

  3. Good post. I be taught one thing tougher on completely different blogs everyday. It can always be stimulating to read content from different writers and observe somewhat something from their store. I’d want to use some with the content material on my weblog whether you don’t mind. Natually I’ll offer you a hyperlink on your web blog. Thanks for sharing.

  4. I was curious if you ever thought of changing the layout of your site? Its very well written; I love what youve got to say. But maybe you could a little more in the way of content so people could connect with it better. Youve got an awful lot of text for only having 1 or two images. Maybe you could space it out better?

  5. What i don’t understood is actually how you are not actually much more well-liked than you might be right now. You are very intelligent. You realize therefore considerably relating to this subject, produced me personally consider it from numerous varied angles. Its like men and women aren’t fascinated unless it’s one thing to accomplish with Lady gaga! Your own stuffs excellent. Always maintain it up!

  6. There are certainly loads of particulars like that to take into consideration. That is a great point to convey up. I provide the ideas above as normal inspiration however clearly there are questions just like the one you carry up the place a very powerful factor might be working in sincere good faith. I don?t know if best practices have emerged round things like that, but I am certain that your job is clearly identified as a fair game. Both girls and boys really feel the influence of only a moment’s pleasure, for the rest of their lives.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Historia anterior

Pedro Sanginés: «No hay una sóla persona del Cabildo implicada en el Caso Unión»

Historia siguiente

Dos hombres de la mano, “de mal gusto” para el gobierno Berlusconi

Lo último de Blog